HEMORROIDES: causas por las que aparecen, tratamiento y prevención
Publicado por      16/04/2021 12:30:00    0 Comentarios
HEMORROIDES: causas por las que aparecen, tratamiento y prevención

Hoy vamos a hablar de un tema un poco tabú, el único tema seguramente del que tu vecin@ no te da consejos ni te recomienda que es lo que “le va fenomenal” porque… “¡Ah, no! eso no me ha pasado nunca”… Un tema del que hasta los anuncios de televisión han basado muchas de sus campañas en que “ se llevan siempre en secreto”… Sí, queridos lectores, hablamos de las hemorroides… Ese mal tan extendido en la población (os sorprendería la cantidad de conocidos que tendréis que lo padece o lo ha padecido alguna vez) del que aún nos da mucho pudor hablar…

  Muchas de las personas que lo sufren no se lo comentan a sus familiares más cercanos y en ocasiones ¡ni siquiera a su médico de cabecera! por vergüenza, y, cuando vienen a la farmacia, nos piden “por lo bajini” una crema que han visto por la tele, pero sin saber muy bien cómo funciona, ni si es lo mejor para su caso… así que hoy queremos arrojar un poco de luz sobre este controvertido asunto y contaros todos los “truquis” que os contaría vuestr@ vecin@ si no le diera apuro ( y en este caso, además, ¡con fundamento científico! jeje)¡ Pues bien… vamos al lío!

 Vamos a empezar por el principio y, esto es, contando qué son y porqué se producen. Pues bien, las hemorroides (o también vulgarmente conocidas como almorranas), son varices o inflamaciones de las venas del recto y el ano y existen dos tipos a grandes rasgos:

  • Internas: se producen en el interior del ano causando sangrado en las heces, que se distingue de los sangrados intestinales puesto que esta sangre será roja, y a veces también producen picor en la región anal
  • Externas: Generan protuberancias en el anillo del ano y provocan dolor al sentarse y defecar.

¿Y por qué me ha pasado a mí esto? Pues bien, existen múltiples factores por las que pueden producirse y en algunos casos están relacionados incluso entre sí:

Los más comunes suelen ser el aumento de la presión en la parte inferior del recto, provocada por ejemplo por sobrepeso o por la presión que ejerce el feto durante el embarazo.

Otra de las causas que no solemos valorar, es la falta de ejercicio (que además de que puede llevar a un aumento de peso) puede afectar porque con el ejercicio se promueve el movimiento intestinal y éste es fundamental para que haya una buena regulación intestinal y las heces no permanezcan mucho tiempo en el intestino. Esto es importante para que no haya una excesiva reabsorción de agua haciendo que las heces se sequen (beber poca agua también contribuye a ese factor) y cueste más expulsarlas pudiendo dañar las paredes y haciendo así que la defecación sea más dolorosa.

 Todo esto genera un círculo vicioso en el que, como me molesta defecar, intento evitarlo, entonces las heces pasan más tiempo en el intestino, se secan más y se agrava aún más el estreñimiento y la defecación e intento evitarlo de nuevo…

Además, cuando ya nos encontramos en esta situación se tiende a dedicar más tiempo al proceso y esto, aunque no lo parezca, es otro de los factores que puede agravar las hemorroides puesto que los inodoros fueron concebidos para facilitar la evacuación y si se pasa mucho tiempo sentado puede aumentar la presión que se ejerce en las estructuras anatómicas conocidas como cojines anales y la parte trasera de los muslos, además de que puede secar e irritar la zona empeorando así las hemorroides… Así que, cuando sintamos necesidad de ir al baño, lo ideal sería estar como mucho entre 10 y 15 min, centrándonos en lo que tenemos que hacer y no distrayéndonos con factores externos… (vamos… que mejor nada de pantallitas ni periódicos/revistas al entrar al aseo…).

También, justo por el otro lado, períodos prolongados de diarreas pueden causar irritación de la mucosa y favorecer la aparición de las hemorroides.

A parte de todos estos existen también otros factores que contribuyen mucho a su aparición como son por ejemplo las dietas bajas en fibra, un consumo elevado de alcohol y productos picantes, pasar mucho tiempo de pie o mucho sentado en un asiento inadecuado, factores hereditarios…

Así que, en definitiva, para intentar evitarlas lo más importante es mantener un buen tránsito intestinal (gracias a una vida activa y una dieta equilibrada rica en fibra y pobre en picantes), beber abundantes líquidos (que no contengan alcohol claro… la cerveza y el vino no cuentan) y, cuando tengamos necesidad, concentrarnos en lo que estamos haciendo y no sentarnos en el baño a ver si nos entra la inspiración…

Ahora que ya sabemos lo que son y por qué se producen, y por tanto que hay que hacer para evitarlas, vamos a pasar a hablar de qué podemos hacer si de repente, aun así, empezamos a tener molestias…

 Pues bien, una vez que empezamos a sentir molestias es importante que desde el inicio extrememos el cuidado de la zona para que no evolucionen que después de cada defecación nos lavemos muy bien, a poder ser, con toallitas específicas para ello (suelen ser suaves y contener calmantes) o con agua templada que alivia también mucho (si están empezando a salir realizar baños de asiento en agua tibia durante 10-15 min puede ser beneficioso) y debemos evitar limpiarlas con papel higiénico porque puede ser más agresivo con la mucosa, raspando y favoreciendo más el sangrado y la irritación. En caso de no tener a mano ninguna de las dos opciones anteriores sería preferible el uso de toallitas infantiles durante el período más agudo puesto que son más suaves que el papel, pero hay que tener en cuenta en los casos de uso de toallitas en que la zona no quede húmeda para que no se produzca maceración.

Para reducir la inflamación y el picor existen muchas cremas específicas para la zona anal, (algunas vienen con una cánula para tratar las hemorroides internas) que pueden contener algún corticoide suave para disminuir esos síntomas tan molestos, algún anestésico para aliviar el dolor, vasoconstrictores para disminuir su tamaño o una combinación de todos o algunos de los anteriores, dependiendo del tipo de hemorroide que se trate, sería mejor elegir una crema u otra, porque por ejemplo, algunas contienen mentol que puede ser beneficioso para hemorroides no sangrantes pero puede escocer si se aplica en personas que tengan hemorroides sangrantes… El tratamiento con cremas deberá ser siempre durante períodos de tiempo cortos, máximo de 7 días, porque si se realiza durante más tiempo podría agravar más la situación y acabar, literalmente, siendo peor el remedio…  

A parte de la higiene y la pomada resulta muy útil y disminuye considerablemente el tiempo de recuperación la toma por vía oral de preparados vasoprotectores y venotónicos, existen algunos específicos para el tratamiento de hemorroides pero también servirían los que se toman habitualmente para las piernas cansadas y las varices( si toma algún tipo de medicación es importante que este punto lo consulte primero con su médico o farmacéutico para asegurar que no existen incompatibilidades con la medicación habitual).

En ocasiones todos estos cuidados no son suficientes y la enfermedad evoluciona a más, en esos casos se pueden intentar tratamientos previos a la intervención quirúrgica y si estos no logran controlarlo ya se evaluarían por parte del cirujano cuál sería el tipo de intervención en cada caso… Pero bueno, esperemos que con todos los consejos que hemos comentado aquí no sea necesario llegar a ese punto y que tengáis una buena salud intestinal. ????

 

 Pd. Síguenos en Instagram: @botiquea_farmacia para estar al día con todo lo relacionado con la salud.

 

Compartir esta publicacion :

Deja una respuesta

* Nombre:
* Correo electrónico: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio con: http://)
* Comentario:
Código de tipo
Tu configuración de cookies

Esta tienda te pide que aceptes cookies para fines de rendimiento, redes sociales y publicidad. Las redes sociales y las cookies publicitarias de terceros se utilizan para ofrecerte funciones de redes sociales y anuncios personalizados. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PHP_SESSID botiquea.com Esta cookie es nativa de PHP y permite a los sitios web almacenar datos de estado serializados. Se utiliza para establecer una sesión de usuario y para pasar datos de estado a través de una cookie temporal, que comúnmente se conoce como cookie de sesión. Sesión
PrestaShop-# botiquea.com Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
Cookies estadísticas
Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
collect Google Se utiliza para enviar datos a Google Analytics sobre el dispositivo del visitante y su comportamiento. Rastrea al visitante a través de dispositivos y canales de marketing. Sesión
_ga Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 2 años
_gat Google Utilizado por Google Analytics para controlar la tasa de peticiones 1 día
_gd# Google Se trata de una cookie de sesión de Google Analytics que se utiliza para generar datos estadísticos sobre cómo utiliza el sitio web que se elimina cuando sale de su navegador. Sesión
_gid Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 1 día
Content not available